This is the default blog title

This is the default blog subtitle.

Cuidar presencia en el mercado y reputación a pesar de la crisis

Cuidar presencia en el mercado y reputación a pesar de la crisis

Las circunstancias colocan a Venezuela a contracorriente de las tendencias mundiales. La depresión económica y la hiperinflación solo dejan espacio para pensar en el hoy y no en el mañana. Pero ninguna crisis es para siempre, por lo que no hay que descuidar el mercado, las Relaciones Públicas y la marca, ya que una vez superada la tempestad los consumidores muy probablemente querrán restablecer sus hábitos.

Cuando las dificultades financieras empiezan a golpear a una organización, el área de Mercadeo y Publicidad suele ser la más afectada. Es la inversión que muchas tienden a sacrificar sin realizar un profundo análisis, sin evaluar la relación costo-beneficio.

Los empresarios se centran en precios, productos y plaza abandonando en algunos casos la promoción, que completa la estrategia de las cuatro P de las que habla Philip Kotler, considerado el padre del marketing moderno.

María Elena Monroy, directora del Grupo MM Comunicaciones, señala que como parte del plan de Kotler destacan las relaciones públicas.

“En el momento que vive el país, las relaciones públicas abren oportunidades, sirven de vitrina para la empresa a pesar de la fuerte escasez que hace que las marcas no se encuentren a la mano del consumidor”, señala la consultora en RRPP y Personal Branding.

RRPP y Gestión de crisis

En tiempos de crisis es cuando hay que pensar en la necesidad de mantener la marca presente, porque, aunque desaparezca de los anaqueles, la apuesta es que en algún momento pueda volver.

La marca se puede reinventar para mantener posición y presencia y cuidar su reputación. “Toma tiempo construir, pero es fácil perder lo hecho y los consumidores valoran las marcas, confían en ellas”, dice Monroy.

Hay que personalizar la atención, no descuidar a los clientes y tenerlos siempre en el radar y no perderlos.

Las crisis pasan y las empresas deben estar preparadas para recuperar espacios u ocupar los que dejen otras. Superada la tormenta se va a necesitar de inversión.

Un detalle tan simple como el envío de un presupuesto a un cliente o potencial cliente, significa atención, una respuesta a una inquietud o necesidad, que, ofrecido a tiempo, puede representar la diferencia. Muchos no le dan la importancia debida a responder solicitudes de presupuesto, por ejemplo.

Al cliente o consumidor hay que compensarlo, buscar la manera de hacerlo a pesar de la crisis, sostiene la profesional de la comunicación.

En la Venezuela de hoy, los consumidores han cambiado sus hábitos. Con este nuevo perfil, las empresas se enfocan en satisfacer las necesidades básicas, que es a lo que los ciudadanos están destinando casi la totalidad del presupuesto.

En este contexto, empresarios buscan dar mayor valor agregado a sus productos y servicios y en ese andar sellan alianzas que antes probablemente no hubieran pensado.

Hay quienes desestiman el papel de las relaciones públicas en etapas de crisis. Pero en realidad sirve para potenciar el posicionamiento de las marcas en redes digitales, asegura Monroy al relacionar las relaciones públicas con el markting digital.

No hay que paralizarse por la crisis, hay que reinventarse, transformarse. Una premisa de las relaciones públicas es primero el público y luego el producto o servicio. Por eso hay que tener la mente bien abierta a cualquier cambio o posibilidad que se presente para atenderlo.

“La competencia hoy puede ser mi aliada, verla desde lo positivo, cuáles prácticas usan que me pueda servir de modelo. Hay que salir a hacer networking, escuchar a otros como lo están haciendo, aprovechar la diáspora porque el mundo no se detiene”, recomienda Monroy.

Una de las ventajas que ofrece la tecnología, es la posibilidad de acceder al público a través de las redes sociales. A la par de las últimas tendencias, las relaciones públicas han incorporado la combinación de técnicas de marketing y publicidad no intrusivas para contactar con un usuario al principio de su proceso de compra y acompañarle hasta la transacción final.

Aconseja a las empresas aprovechar los medios de comunicación y las redes sociales para potenciar las marcas y mejorar la proyección de negocios, a partir de la interacción que permiten estas herramientas comunicacionales.

(*) Entrevista a María Elena Monroy por Ligia Perdomo para Banca y Negocios

 

 

Add comment